Devolución de Colores

En el año 1988, pinté 2 colores. El primero era una reválida para ver si estaba preparado. He de decir, que mi hermano y yo pintabamos los mismos cuadros, a la vez, y que él, al ser mayor tenía mas creatividad y perspectiva.

El primer semestre, se cruzó en mis pinceles un bodegón. Este bodegón es original, ya que recuerdo que el profesor hizo en montaje en clase. Quería que aprendiesemos la importancia de la luz sobre los objetos y para ello, dejo caer una tela de seda azul sobre una mesa, añadió un cesto de mimbre, un melón, una jarra de barro, un mortero y un pimiento rojo. Empezé como siempre pintando el fondo.

En ese aula, las florescentes del techo rebosan luz, para que todos pudieran ver bien. Parecía que yo era el único que estaba ciego ya que no era capaz de diferenciar sobre el lienzo las distintas tonalidades y eso quedó reflejado en el cuadro.

-“Tato, porque a mí no me sale como a ti?”

-“Tienes que difuminar más los colores..”

No fuí capaz. Era otra parte del aprendizaje. En mi mente sabía lo que tenía que hacer pero mi mano y mi pincel estaban un poco perdidos.

Creo que me dí por vencido.

-“No te preocupes, el próximo te saldrá mejor y cuando seas mayor lo recordaras con cariño”. Otra vez mis padres apoyandome. Que suerte tenía de tenerlos a mi lado¡¡.

Bodegón. Óleo sobre lienzo. 1988

Ese mismo año, sobre la primavera, el profesor decidió que mi hermano y yo volvieramos a pintar un cuadro. El mismo.

En esta ocasión un paisaje.

Sobre un cielo azul, se refleja el mar Mediterráneo mientras un acantilado convive con un pueblo de casas blancas típicas del sur.

Este color no fue difícil. Recuerdo pintar los acantilados con una sonrisa en la cara. Mi hermano me decía que me estaba quedando muy bien y el profesor no me ayudó en nada. Eso no significa que estuviera preparado al cien por cien. Me costó visualizar las pequeñas casas blancas y reflejarlas en el lienzo.

Cuando llegué a casa mis padres llevaron el cuadro a enmarcar. Era como un premio. Y esta vez tambien lo había conseguido. Bendita motivación¡¡

Acantilado. Óleo sobre lienzo. 1988

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s